Masacre de Avellaneda, juicio II

AMxAM

Exclusivo: La causa por las responsabilidades políticas de la masacre de Avellaneda, donde fueron asesinados los piqueteros Kosteki y Santillán, fue reabierta por la perseverancia de sus familiares y el FPDS, ahora con el apoyo de la LADH y la APDH La Matanza. Y podría reactivarse si la fiscalía federal coincide con la querella en que la declaración del ex intendente Oscar Laborde abre nuevas hipótesis que puedan conducir a imputar al ex presidente Eduardo Duhalde, su gabinete y al ex gobernador Felipe Solá. Laborde detalló las conversaciones y reuniones que tuvo el 26 de junio de 2002, cuando era intendente de Avellaneda. “Alvarez (Juan José, ex secretario de Seguridad) me presionaba para que no diera notas públicas que dejaran entrever que la Prefectura estuvo en territorio provincial o que las órdenes hubiesen salido del Estado Nacional”, fue una parte de su declaración. También dijo que a Solá le planteó todas las circunstancias extrañas que habían sucedido, como el accionar conjunto de 4 fuerzas represivas y que el comisario Fanchiotti estaba al teléfono con gente de la SIDE. En este mismo sitio, para entender la trama política que hubo detrás de la masacre, por qué hubo luz verde para la cacería de militantes que duró horas, la infiltración y clima previo, ir a las notas sugeridas al final (artículos relacionados).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *