La década sin López

La causa por la desaparición del testigo es un rompecabezas mal armado. Las piezas están pero nadie las coloca en el lugar preciso para que tengan sentido. Las pistas más valiosas fueron desatendidas. No fue el poder político ni la justicia sino dos periodistas quienes más se acercaron a la verdad sobre el destino del Viejo, como le decían sus compañeras y compañeros.

(La ilustración es obra de Julio de puño y letra, quien estuvo desaparecido entre 1976 y 1979. Años después de su liberación, volcó los recuerdos del terror en 30 manuscritos que guardó en una caja de herramientas. Sus allegados sabían de la existencia de los textos, que Jorge Caterbetti publicó en el libro Memoria Escrita, editorial Marea, 2012).

“No hay nada”, es la respuesta habitual ante la consulta por la investigación judicial sobre el desaparecido testigo de quienes conocen y siguen el expediente. Sin embargo, a una década de su segundo secuestro una mirada profunda del caso requiere de una rectificación: no hay resultados porque pistas y pruebas valiosas sí están plasmadas pero fueron investigadas poco o nada, tarde y mal. Quienes condujeron el caso durante diez años descuidaron las líneas de investigación importantes, aquellas que apuntaban a los beneficiarios directos de la desaparición de López, en detrimento de las más banales o intencionadas para desviar el eje bien lejos de los represores. Sin una firme voluntad política, la responsabilidad es compartida por la justicia y las fuerzas de seguridad, que más bien entorpecieron cualquier avance. Y sobre todo, nunca hubo, a excepción de un período en que estuvo en manos de una secretaría especial a la cual no se le dio continuidad, un criterio de conectar y cruzar los datos. De hecho, un ex policía allegado a Etchecolatz conocía de Pehuajó, donde este torturador fue comisario, a una mujer policía que vivía en la casa frente a la cual se vio por última vez a López. De las comunicaciones del mismo 18 de septiembre surge que este uniformado habló ese día con la esposa de Etchecolatz. Pero los cruces telefónicos para dar sentido a estas pruebas, a diez años siguen pendientes.

Quienes sí cruzaron los datos fueron los periodistas Luciana Rosende y Werner Pertot, y en el marco de la investigación que continuaron luego de la publicación de su libro Los días sin López, dieron con una fuente, que pidió reserva de identidad, que les confirmó en vínculo entre el médico policial Carlos Falcone y la ex policía Susana Gopar, que figura en la agenda de Etchecolatz. Pertot y Rosende sí privilegiaron las líneas relacionadas a tres grupos con capacidad operativa para secuestrar a López:

El entorno de Etchecolatz. Su familia y su círculo íntimo podrían haber asistido o encargado el crimen. El mismo día de la desaparición de López, la mujer de Etchecolatz, Graciela Carballo, se comunica con un ex infante de Marina, Jorge Boynak, cuyo currículum apareció en la celda del genocida, quien el 18 de septiembre de 2006 le envía un mail en el que señala que la declaración de López era falsa. Ese correo electrónico luego fue reproducido por sitios web vinculados a los represores y los servicios de inteligencia. Pero no es la única persona que habla con Carballo ese día. También lo hizo el médico policial Carlos Falcone, quien fue denunciado en la causa por un familiar que lo acusó de haber participado del secuestro de López. Indicó que se había usado su auto para el secuestro y que el cuerpo de López habría sido arrojado al mar en Mar del Plata. El allanamiento a esa casa se hizo tres años más tarde, el auto estaba desmantelado y a la intemperie, encontraron manchas de sangre pero no pudieron extraer huellas ni un perfil genético para poder vincularlo a la desaparición de López. En las escuchas de la causa, Falcone, que figuraba en la agenda de Etchecolatz, no sólo hablaba con la mujer de represor sino que también tenía contactos otros sospechosos. Fue interrogado por el vehículo, que era robado, pero no se le hicieron preguntas sobre la desaparición de López.

Susana Gopar. Era una policía bonaerense que estaba en actividad en 2006. Cinco testigos reconstuyeron la caminata que hizo López la mañana que desapareció, y ese recorrido termina en la puerta de la casa de Gopar, en la avenida 66 “entre la verdulería y Edelap”. La mujer está en la agenda de Etchecolatz. A pesar de los insistentes pedidos de la querella de los letrados Guadalupe Godoy y Aníbal Hnatiuk nunca se allanó la vivienda de Gopar.

La conexión Gopar-Falcone. A partir de información suministrada a Rosende y Pertot por una persona allegada a uno de los sospechosos es posible reconstruir una conexión que no figura en el expediente judicial. Falcone, el médico policial vinculado a Etchecolatz, conocía a Susana Gopar de la época en que ambos vivían en Pehuajó. Según esta fuente, la familia de Gopar había trabajado en el campo de la de Falcone. En Pehuajó, además, Etchecolatz fue comisario durante 1975. La fuente, que pidió reserva de identidad, confirmó además que Falcone y Etchecolatz se conocieron en esa época y en Pehuajó. Así, en la investigación para su libro, los periodistas confirmaron que el ex policía allegado a Etchecolatz conocía de Pehuajó a la policía que vivía en la casa frente a la cual se vio por última vez a López. “El dato aislado cobra dimensión sumado a la compleja red de relaciones que hay entre los sospechosos”, afirma Pertot.

Los policías del Circuito Camps. Otra de las pistas importantes son los represores a los que López nombró en sus testimonios, que casi no fueron investigados en la causa. Uno de ellos es el ex jerarca de la Bonaerense Julio César Garachico, quien también se comunicó con Falcone y desapareció de Puerto Madryn a las pocas semanas del segundo secuestro de López. “Algunas cosas se hacen en forma figurativa en la causa, pero no en la realidad, cuando ordenaron intervenir y escuchar las llamadas de Garachico los espías de la SIDE respondieron que no podían porque no figuraba en la guía telefónica, esto es textual del expediente”, se indigna Nilda Eloy, sobreviviente de la dictadura y testigo junto a López en el juicio que dictó la primera condena a prisión perpetua contra Etchecolatz, que se produjo al día siguiente de que desapareciera el albañil de 76 años. Eloy habla de la misma causa en la que se “buscó” a López –de quien el ex ministro Aníbal Fernández había dicho que podía estar “tomando el té con la tía”– por los dichos de videntes y “mujeres pájaro”, en la cual asignaron todas las escuchas telefónicas de la familia al ex espía Jaime Stiuso y donde el ex ministro de Justicia bonaerense Ricardo Casal presentó para el cuarto aniversario un testigo falso que motivó el enorme e infructuoso operativo en el parque Pereyra Iraola.

Se trata de la misma investigación donde quedaron en evidencia los privilegios de los que gozaban los represores del pabellón de lesa humanidad de la cárcel de Marcos Paz, entre ellos Etchecolatz, a cuyas visitas nadie revisaba y que disponían de telefonía celular. Eloy recuerda que a pesar del aviso que les dio el Servicio Penitenciario Federal, y que motivó un segundo allanamiento esta vez sorpresivo, entre los papeles que le secuestraron a Etchecolatz había uno que decía “hay que lograr que un testigo se desdiga”. El dato, que nunca se tuvo en cuenta, abona la hipótesis de que López se negó a renegar de sus dichos y por eso nunca más volvió a aparecer.

Los penitenciarios bonaerenses. Fueron condenados en 2010 tenían el mismo interés que los policías bonaerenses para que se frenaran los juicios. López estuvo preso en la cárcel de La Plata y podía declarar también contra ellos en el respectivo juicio. En el expediente, hay una línea de investigación que lleva directamente a un ex jefe de Inteligencia del Servicio Penitenciario bonaerense. En el libro, Pertot y Rosende lo mencionan con la letra B e indican que tiene vinculación con otros investigados en la causa, entre ellos el médico policial Falcone, y también con los penitenciarios que iban a ser condenados en 2010.

La inaceptable impunidad

“Es demasiado dolor”, dice la abogada Godoy a PáginaI12 sobre la coincidencia de los diez años del segundo secuestro de López y los cuarenta de la Noche de los Lápices. “La línea más importante para mí sigue siendo la de los penitenciarios, porque tuvieron contacto no sólo con Etchecolatz sino también con militares que estaban preocupados por el enjuiciamiento que estaban sufriendo, además de policías en actividad”, precisa en referencia a la presunta “banda mixta” que desapareció al testigo. Godoy no cifra expectativas en la justicia pero sí en la posibilidad de “quebrar pactos de silencio, que depende de la capacidad que tengamos como campo popular de seguir haciendo el reclamo, como parte de la pelea del movimiento de derechos humanos que a cuarenta años sigue encontrando verdades y reclamando justicia”. A su criterio, esta década deja a López como “la certeza de que había que hacer los juicios, y las consecuencias de no afrontar en democracia las herencias de la dictadura, es la certeza de que la Bonaerense no tiene que existir tal como es”.

Pertot cubría los juicios en La Plata y estuvo el día de la condena a Etchecolatz, el 19 de septiembre de 2006. “Llegaban acordes de The Wall de Pink Floyd de afuera, había gente llorando cuando leyeron la sentencia y recuerdo los comentarios y los carteles de López. En ese momento su desaparición todavía era algo confuso, no lo terminábamos de aceptar, o no sabíamos qué pensar. Ahí todavía tenía la idea de que era algo que se iba a resolver, incluso con cierta velocidad. En algún aniversario, varios años más tarde, pensé, pero entonces, ¿esto va a quedar así? Eso me resulta inaceptable”, dice sobre el caso que reinstaló la percepción colectiva de que se puede desaparecer en democracia.

Tito ya tiene obra de teatro

El autor es un joven mendocino, el director vive en Chubut y los actores del grupo Picaporte ya estuvieron de gira. Tito, relato del que ocultó su vida y murió para contarla, es la primera obra de teatro sobre el desaparecido Jorge Julio López.

http://www.infojusnoticias.gov.ar/nacionales/julio-lopez-sus-testimonios-judiciales-en-una-obra-de-teatro-3959.html

Esa mala costumbre de investigar a la víctima

Los ocho policías sospechados por la desaparición de Luciano Arruga nunca fueron indagados y siguen en la Bonaerense. La actualización del caso en la nota de Horacio Cecchi, a cinco años de que el joven fuera visto por última vez. 

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-238856-2014-01-31.html

A cinco años, entrevista a Vanesa en Tiempo Argentino

http://tiempo.infonews.com/2014/01/31/policiales-117815-mi-hermano-se-animo-a-decirle-no-a-la-mafia-policial.php

El año pasado, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) comenzó a trabajar en el caso de la desaparición de Luciano Arruga. Familiares y amigos del joven secuestrado por la policía en enero de 2009 habían ocupado el destacamento de Lomas del Mirador en demanda de “justicia”. Y exigían que se acelere la “investigación antropológica”. Al fin, la medida fue ordenada. Hasta ahora no encontraron nada. El predio fue cedido, luego de dos meses de toma, pero esperan la expropiación definitiva.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-233971-2013-11-20.html

http://www.contactopolitico.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=13798&Itemid=310

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-231493-2013-10-18.html

En octubre, la madre y la hermana del desaparecido Luciano Arruga denunciaron junto al CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), que les pincharon los teléfonos. Exigieron el jury a la fiscal Celia Cejas y el juez Gustavo Blanco. “Nos pusieron en el mismo lugar que los policías de desaparecieron a mi hermano por ser pobre”, dijo Vanesa Orieta. “Fuimos juzgados como si nosotros hubiéramos desaparecido a mi hijo”, agregó Mónica Alegre. 

Esta es la crónica de la conferencia de prensa en el CELS.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-230419-2013-10-03.html

Antecedentes del caso

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-213904-2013-02-15.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-213109-2013-02-02.html

http://www.adrianameyer.com.ar/index.php/item/21-se-lo-prometieron-se-sacaron-la-foto-y-ahora-los-echan

http://lavaca.org/notas/10-sin-ivan-4-sin-luciano/

Primera nota sobre la desaparición de Luciano, a dos meses de ocurrida. En PáginaI12 con la firma de Adriana Meyer

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-122271-2009-03-29.html

Ivan Torres – Una década de impunidad

2 de octubre de 2013. 10 años de la detención arbitraria, tortura y desaparición forzada de Iván Eladio Torres Millacura en la seccional 1ra. de Policía de Comodoro Rivadavia, Provincia del Chubut, Argentina.(afiche: cronograma actividades)
 
10 años de IMPUNIDAD garantizada por la permanencia en la estructura del Estado de las autoridades que tuvieron responsabilidad en su detención, tortura y desaparición forzada: están en el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, nacional, provincial y municipal.
En especial, en el Poder Ejecutivo de la Provincia del Chubut, donde las máximas autoridades policiales resultan ser las mismas personas ‘de confianza’ de aquellos jueces y fiscales el 2 de octubre de 2003 y que hoy siguen siendo ‘de su confianza’ ‘y continúan ‘armando causas’ en el ámbito provincial y federal contra aquellos jóvenes con los que mantienen relaciones de hostigamiento y persecución, quienes finalmente pierden sus vidas en causas que también quedan impunes. 10 años de IMPUNIDAD en una ciudad denominada ‘DE LASMIL PUTAS’ gracias a la criminal combinación de trata de mujeres y una politica extractiva de los recursos naturales desbastadora y con total desconocimiento del derecho de los pueblos originarios; donde desaparecen y mueren mujeres y niñas; en la que docentes y médicos reclaman por una educación y salud pública deteriorada; en donde ‘la palabra’ está presa en la concentración de los medios de comunicación.
10 años y la lista de las víctimas de esta IMPUNIDAD siguen aumentando, nombres como Julián Antillanca, Luciano González, César Monsalvez, Bruno Rodríguez y demás chicos pobres de nuestro pueblo, que sufren las atrocidades de un Estado que sostiene las desigualdades sociales con una política represiva y asesina; que permite la pena de muerte encubierta en las Comisarias y Alcaidías como el caso de Víctor Ruiz, Andrés Gastón Varas, Ángel Mirol, como muchos otros que se encuentran ilegítimamente privados de su libertad en ‘prisión preventiva’. Muertes impunes como las de Diego Álvarez, Dante Caamaño, David Hayes, Walter Mansilla, Gastón Varas, Juan Pablo Caba, testigos y amigos de lván, algunos que debieron ser protegidos por orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
10 años en que la IMPUNIDAD dejó sus marcas también en los expedientes judiciales. La Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, integrada por los jueces señores Javier M. Leal de Ibarra y Aldo Suarez, la jueza señora Hebe L. Corchuelo de Hubermann y la secretaria señora Verónica Escribano de Gutierrez Hauri, en fecha 4 de julio de 2013 desconocíó la Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que condenó por primera vez a la Argentina por desaparición forzada en democracia.
La Cámara Federal cambió la calificación legal de ‘desaparición forzada’ -calificación ordenada por la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación el 13 de marzo de 2007-, por la de ‘privación ilegítima de la libertad’, pretendiendo hacer desaparecer los hechos y las responsabilidades por la detención arbitraria, tortura y desaparición forzada de Iván. El Estado de Argentina no ha cumplido ninguno de los puntos ordenados por la Corte Interamericana en su Sentencia Serie C No 229 de fecha 26 de agosto de 2011 en el caso TORRESMILLACURAy OTROSvs ARGENTINA.
10 años han pasado y no han logrado doblegarnos, seguimos en las calles, pintando en las paredes gritos de Justicia y de Memoria. Porque María nos señala el camino, que a pesar del dolor es la dignidad la mayor fuerza para reclamar por Iván y por todos los ausentes, victimas del terrorismo de Estado.
Por eso hoy gritamos nuevamente: Aparición con vida de Iván Torres, Vivo como se lo llevaron
Memoria – Verdad – Justicia – Reparación integral
María Leontina Millacura L1aipén – Madre de Iván Eladio Torres Millacura
Verónica Heredia-Representante Legal de las víctimas
Mauricio Ruiz. Colectivo Auka Liwen en la TER
(siguen las firmas)
Pedro Morales AGARRE
Por contactos, Verónica Heredia  0297 154 297 469
Más sobre el caso de Iván Torres
 
 
 

“A nadie le importa, desapareció un norteñito”

ULTIMO MOMENTO La familia del desaparecido Daniel Solano levantó la huelga de hambre, luego de una marcha y de ser recibidos por el gobernador de Río Negro.

http://www.rionegro.com.ar/diario/tras-promesas-los-solano-levantaron-la-huelga-1211232-9521-nota.aspx

martes 16 de julio:

Llegó del norte al sur para trabajar en la cosecha de manzanas, se enfrentó a los patrones contra las condiciones esclavistas de trabajo, lo detuvieron el 5 de noviembre de 2011 en Choele Choel y desde que subió al patrullero de la policía rionegrina nunca más se supo nada de él. Daniel Solano, otro desaparecido en democracia.

Desde hace dos semanas sus familiares y allegados están en huelga de hambre por su “aparición con vida”, y para que los policías imputados sean procesados y trasladados de una cárcel VIP a una común. “Parece que a ningún funcionario le importa la desaparición de un norteñito”, dijo Romina Solano en el Diario de la huelga, del blog donde se puede seguir los detalles de esta batalla, hasta ahora invisible, contra la impunidad del caso. 

http://laimpunidadmata.wordpress.com/

Las autoridades parecen haber comenzado a reaccionar, aunque quizá los tiempos de los Solano sean otros. Además, la huelga de hambre la habían iniciado porque la causa estaba estancada, y como luego encima los policías se autoacuartelaron sumaron esa demanda. 

http://www.rionegro.com.ar/diario/caso-solano-abre-conflicto-entre-seguridad-y-policia-1209609-9521-nota.aspx

Durante la presentación del “Informe sobre la situación represiva durante el gobierno kirchnerista, Una década ganada ¿para quién?”, elaborado por la Correpi y la agencia Rodolfo Walsh, la abogada María del Carmen Verdú puso énfasis en pedir la solidaridad con la protesta y dio detalles del caso, que había sido revelado por diversos medios alternativos y por PáginaI12.

“Solano llegó de Salta a Río Negro traído por la empresa Agrocosecha (acusadas de encubrimiento, trata de personas y reducción a la servidumbre), una tercerizada de la belga Expofruit. Comenzó a organizarse con sus compañeros ante la situación infrahumana de explotación que viven, no muy diferente a lo que fue el episodio histórico de la Patagonia Rebelde o a los relatos de La Forestal. Trataba de elegir delegados en una comisión para exigir que les pagaran el salario completo que les habían prometido y no la mitad en vales que sólo pueden gastar en los comercios de la misma empresa, y que no les descontaran el costo del pasaje en micro. La empresa intentó que se convirtiera en un buchón de sus propios compañeros, e informara quiénes eran los que se estaban organizando. La policía provincial lo detuvo a la salida de un boliche, la noche del 5 de noviembre de 2011, fue visto subiendo a un patrullero, hay evidencia de que estuvo en la comisaría 8va.de Choele Choel, y nunca más se supo de él”, describió la abogada del caso Bulacio y una de las fundadoras de Correpi.

“Mientras estamos acá reunidos, su papá Gualberto y su abogado Sergio Heredia protagonizan una huelga de hambre en la plaza central de Choele Choel. Con ellos estaba Julieta Vinaya, mamá de otro desaparecido, Atahualpa Martínez, pero se descompensó y fue internada. No comen desde el 1 de julio, y mañana (por el 16 de julio) empiezan una huelga de hambre seca”. Según dijo Verdú, reclaman “aparición con vida de Daniel, y que los siete policías imputados en la causa vayan a una cárcel común como ordenó la justicia. Se encuentran con sus familias en una dependencia de las fuerzas especiales, que es una especie de hotelito, y se autoacuartelaron apoyados por sus guardianes porque se niegan a ser trasladados, tal es el grado de impunidad que están enfrentando en Choele Choel”.

Hace casi un año, el periodista Emilio Ruchansky había entrevistado al hoy huelguista por su hijo, cuando iniciaba su peregrinar en busca de justicia. Su nota comienza con el relato de cómo, al igual que al desaparecido Luciano Arruga, la policía le armó un prontuario. A pocos días de la publicación del artículo el gobernador de Río Negro había dicho “nadie puede desaparecer en democracia”.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-199830-2012-07-29.html

Además

El 11 de julio, el ENCUENTRO ANTIRREPRESIVO NACIONAL (ENA) sintetizó en este petitorio los puntos del reclamo de la huelga de hambre de los SOLANO y de Julieta Vinaya.

 

La familia de Daniel Solano, joven desaparecido en Choele Choel el 5/11/2011, junto a su abogado y Julieta Vinaya llevan 11 días realizando un huelga de hambre. Medida adoptada luego de conocerse la orden firmada por la Jueza Natalia Constanzo de trasladar a los 7 detenidos por la desaparición forzada de Daniel a la localidad de Lamarque, donde no hay servicio penitenciario, encontrándose alojados en la sede del COER.

 

En el día de la fecha  la familia Solano y sus letrados han presentado, mediante conferencia de prensa, una serie de pedidos a cumplir para levantar la huelga. De no tener respuesta satisfactoria a partir del lunes 15 la huelga será seca.

 

1º) Que UNIVEG FRUIT ARGENTINA de inmediata respuesta a la presentación realizada por esta familia el dia 18 de febrero de 2013, acompañando a la causa judicial el dictamen realizado por la auditoría interna de EXPOFRUT , atento a que esta empresa es responsable de la estafa practicada por AGROCOSECHA S.R.L. a Daniel Solano y a cientos de trabajadores;

 

2ª) Que La Legislatura y el Poder Ejecutivo Provincial, realicen un protocolo de funcionamiento y actuación de autoridades policiales y judiciales en caso de desaparición de personas;

 

3ª) Que los Concejos deliberantes de Choele Choel y Lamarque emitan las resoluciones correspondientes admitiendo que en este lugar hay tres desaparecidos y que notifiquen de esta situación a las autoridades nacionales;

 

4ª) Que el Departamento Ejecutivo y Concejo Deliberante de Lamarque formulen el sumario inmediato y la separación a la Dra. María Cecilia Constanzo de su cargo de Jueza de Faltas de Lamarque y la clausura del Galpón de AGROCOSECHA el que nunca fue clausurado alegando “cuestiones humanitarias”;

 

5ª) Que el Poder Ejecutivo Provincial realice la promoción de sumarios inmediatos contra la Dra. María Cecilia Constanzo, actual delegada de la Secretaria de Trabajo de Choele Choel, prima de la actual Jueza Dra. Natalia Constanzo, y abogada de la familia Solano en los primeros quince días de la desaparición, en base a las pruebas que ya tiene el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Rio Negro desde el día 22 de marzo de 2013, acerca de su vinculación con la empresa Agrocosecha y las que se encuentran en el expediente del caso Solano;

 

6ª) Que el Gobierno de la Provincia de Rio Negro inste al Ministerio de Defensa de la Nación a que provea los medios, (sobre todo la ayuda tecnológica de Gendarmería Nacional) los que fueran prometidas por el Ministro de Derechos Humanos Fresneda el día 21 de Junio de 2012 y solicitados por el juzgado de Instrucción en el mes de Julio de 2012 mediante oficio, que hasta el momento ni siquiera fue respondido.-

 

7ª) Que la Secretaria de Seguridad de la Provincia de Rio Negro

 

a) adjunte al expediente las conclusiones del sumario interno que se reinicio, a pedido de esta querella, en el mes de Mayo del año 2012, en relación a las irregularidades y delitos cometidos por el personal policial interviniente;

 

b) requiera del Juzgado Interviniente, las constancias del expediente donde existan hechos delictivos en los que intervengan personal policía, a los efectos de iniciar el sumario administrativo correspondiente;

 

c) Proceda a la inmediata Investigación de la creación y funcionamiento de un grupo “parapolicial” denominado brigada de investigaciones de la Comisaria 8ª de Choele Choel, siendo uno de sus integrantes el ahora imputado Sandro Berthe;

 

8ª) Que el Consejo de la Magistratura realice la inmediata promoción de Juicio contra la Dra. Bosco y el Fiscal Flores y destitución atento los cargos formulados por el Instructor Sumariante y Presidente del Consejo de la Magistratura, por mal desempeño de sus funciones e incumplimiento de los deberes fijados en la Constitución y su reglamentación por sus actuaciones en la causa penal “SOLANO”, encuadrando las conductas en lo previsto por el art. 199 incs. 1.a) y 1.d) de la Constitución provincial y en función de lo establecido en el inciso d) del Art. 24 de la Ley K N° 2434 del Consejo de la Magistratura.

 

9ª) Que la Procuradora General de la Provincia realice el sumario correspondiente atento las irregularidades practicadas por el Fiscal Flores y los policías investigadores en las causas de apremios ilegales contra Hilario Corvalan y la desaparición de Pedro Cabañas Cuba, ambas causas vinculadas al caso Solano y cuya conexidad ha sido solicitada por esta querella al expediente.-

 

Quienes formamos parte del ENA (encuentro Nacional Antirrepresivo) Manifestamos nuestra solidaridad y acompañamiento a la familia de Daniel Solano como así también para con todas las víctimas del Estado argentino, y nuestro total repudio ante el accionar injusto y corrupto de las instituciones del estado.

 

-Aparición con vida de Daniel Francisco Solano-Juicio y castigo a los responsables materiales e ideológicos de la desaparición forzada de Daniel Solano.

 

-Cárcel común, efectiva y sin ningún tipo de privilegio para los imputados por la desaparición forzada de Daniel Solano.

 

-Acompañamiento por parte del Estado a la familia de Daniel Solano, únicas víctimas de la situación.

 

-Que el gobierno provincial deje de criminalizar a los jóvenes de los barrios y victimizar a la policía de Rio Negro.

CONTACTO – Coordinadora Norpatagónica contra Represión Policial e Institucional – Claudia Michelena 0298 4674946 –claudiamichelena@gmail.com

abogados Leandro Aparicio 029 1154439392 – Sergio Heredia 038 73527199