Un preso muerto cada 37 horas en las cárceles argentinas

AMxAM

La situación carcelaria quedó de nuevo en la mira luego de la espectacular fuga de la cárcel de Ezeiza, que le costó el cargo al jefe del SPF, Víctor Hortel. Más allá de la reinserción que impulsó, y algunos otros cambios, su gestión fue inocua respecto de las gravísimas condiciones de detención que atentan contra la integridad física de los presos. Así fue abordado en esta columna el tema de la semana. Además, el sucesor Alejandro Marambio está más cuestionado aún por las miles de denuncias por torturas cuyas causas jamás prosperan. Buen momento para releer el informe de la agencia Walsh, al final del informe 10 años de represión K, de la Correpi

 

[mixcloud https://www.mixcloud.com/OjosVendados/situaci%C3%B3n-c%C3%A1rceles/ width=100% height=60 hide_cover=1 mini=1 light=1]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *